Objetivos

El pueblo votó para avanzar hacia el socialismo y no para apoyar a los reformistas

Una vez más, las masas se han puesto de pie para aplastar de nuevo las pretensiones contrarrevolucionarias de la oligarquía, de manera firme y enérgica. Las elecciones presidenciales del pasado 3 de diciembre, jamás en nuestra historia podrán ser recordadas como normales o sencillamente simples. De todas las nueve elecciones que hemos ganado esta es la más consciente, y por tanto, la más importante.

Las masas votaron por la necesidad de terminar con el sistema capitalista y avanzar al Socialismo. Y ello significa librar una guerra a muerte contra los burócratas y reformistas que están frenando el proceso revolucionario. Estos, en la nueva etapa que se ha abierto, se transforman en uno de los principales peligros que enfrenta la revolución.

La Burguesía ahora más débil que nunca por esta contundente victoria, ha cambiado de táctica y estrategia. No puede lanzarse en una lucha abierta y frontal contra la revolución, ya que en estos momentos serian derrotados de manera apabullante y eso aceleraría el proceso. La correlación de fuerzas es ahora más que nunca favorable para la izquierda, se vio en la calle y también el 3D. El panorama para los capitalistas esta muy feo, al igual que para los reformistas. ¿Porqué?. Porque ahora las masas han elevado aun más su nivel de consciencia. Saben muy bien que el futuro de la revolución depende de que liquidemos a la quinta columna que se viste de rojo. Y el mismo papel del presidente Chávez que llama a una batalla sin cuartel contra todos estos sectores, y como el mismo dijo "desenvaino las dos espadas" anima a las masas a participar mucho más contra la "contrarrevolución burocrática". La burocracia se debilita cuando las grandes mayorías están muy activas. Este es su peligro y ellos saben muy bien que esto es totalmente cierto.

¿Cuál es el camino que ha elegido ahora la clase dominante?

La oligarquía ha cambiado el rumbo aunque siguiendo el mismo objetivo de siempre, salir de la revolución. Ellos utilizarán un método indirecto para debilitarnos. Se apoyarán en los sectores arribistas y oportunistas en el seno del chavismo (también existe otro sector de la burguesía que quiere librar una batalla final ahora, pero este sector es minoritario). Llegando a acuerdos, comprándolos y sobornándolos. Manuel Rosales dijo que reconocía la victoria de Hugo Chávez, pero al mismo tiempo diciendo que había inconsistencias en las mesas electorales donde ellos ganaban y también que habían inflado los números de ventaja. Al igual que el imperialismo norteamericano manifestando que Chávez gano democráticamente. Sus mismos órganos de expresión tales como algunos periódicos, llaman al gobierno de los Estado Unidos para que cambien su discurso retórico hacia el presidente de Venezuela. Lo cual deja claro que el cambio de línea fue bajado directamente desde sus amos del norte.

Altos funcionarios del gobierno están opinando que nadie salió derrotado y que por lo tanto es necesario el dialogo y la conciliación. ¡¡Mentira!! Esa es la fraseología de los capituladores. Que esconden sus intereses, individualistas, egoístas y traidores detrás de frases vacías. Aquí el 3 diciembre sí salió alguien derrotado, y fue precisamente la contrarrevolución. Los trabajadores, campesinos, pobres y jóvenes salieron a las urnas para garantizar que la oposición no se saliera victoriosa y asegurar que la revolución continúe. El sólo hecho de haber reconocido la victoria de Chávez no quiere decir que ya son democráticos. Para ellos la democracia sólo es una máscara que usan según les conviene. Si no actuaron como quisieron durante todo el domingo fue porque el movimiento revolucionario se mantuvo movilizado, coordinado, vigilante, comunicado y activo en todo momento. Eso fue lo que paró la acción desestabilizadora de la contrarrevolución. La oposición, bueno es decir los capitalistas, nunca estarán de acuerdo con la revolución porque va en contra de sus propios intereses. Seguir manteniendo el Estado Burgués para salvaguardar todos sus privilegios, y la hegemonía del capital.

¡Ni pactos ni concesiones a la derecha! ¡Es la hora de acabar con el Capitalismo!

¿Un diálogo con quién? ¿Con los partidos de la oposición, Fedecámaras, Empreven, y la CTV? Esto es impermisible y me gustaría citar unas palabras de Hugo Chávez: "¡Con los golpistas no se negocia, a los golpistas se les derrota!". La esencia de quienes están aceptando hoy el diálogo, no es otra que el golpismo y el fascismo. Ellos ya tuvieron todas sus oportunidades. ¿Cual fue su respuesta al llamado de dialogo después que las masas revolucionarias rescataron la revolución y al presidente Chávez?, ¡Fue mas golpismo, Guarimbas y actitudes fascistas! ¡Ah pero ahora si quieren dialogar! Eso demuestra sólo una cosa, lo débil que esta la contrarrevolución. ¿Cual debe ser el debate entonces? Deber ser explicar que sólo expropiando a los capitalistas (Monopolios, latifundios y la banca) la revolución puede triunfar y revolver todos los problemas de la población (desempleo, inseguridad, vivienda, etc.) en el marco de un sistema Socialista. Es el momento de terminar de clavarle la estaca definitiva a la Burguesía. Es necesario transformar el Estado y la Economía, y eso requiere transformar la sociedad. Y eso no lo podrá hacer un solo hombre por más luchador y revolucionario que sea.

Es necesario acabar con el viejo Estado cuartorrepublicano que impide que la revolución avance, y el cual es la fuente de supervivencia de los burócratas. Ese aparato fue creado para otros fines y no precisamente para algo progresista. De hecho se estableció para eso, para ir en contra de todo lo que sea progresista. Y la economía para que el patrón se apropie de la riqueza que genera el trabajador explotado en la fabrica. Como dijo Ali Primera: "Busca al obrero en la fabrica, dale la mano al obrero, dile que lucha es larga que hay que aligerar la carga, dile que lo que él produce engorda al explotador" ¿Que diría el camarada Ali de la actitud de todos estos señores? Diría como en una de sus canciones: "y guardan bajo ‘e la mesa el meollo del problema". El problema es que no creen en el socialismo ni en los trabajadores. Por eso le dan la vuelta al discurso del presidente y le sabotean sus iniciativas (como el mismo Chávez lo comento en una entrevista que transmitieron por Venesion) al igual que las bases.

La Clase Obrera jugará un papel de primer orden en los fuertes momentos que ya se avecinan, es decir, la lucha entre Reforma o Revolución. Como lo escribió una gran revolucionaria llamada Rosa Luxemburgo. No solo lo jugará sino que ya lo está haciendo. Como la lucha de la fábrica Sanitarios Maracay, donde los trabajadores la han ocupado manteniendo la producción bajo Control Obrero. Este s el único modo de responder al saboteo de los capitalistas de cerrar las empresas, mandar a la m… a las familias obreras y causar más desempleo, por ende mas pobreza y miseria, y de aquí el origen de la drogadicción y la delincuencia, que está en las contradicciones que genera la dinámica del sistema capitalista. ¡Ese debe ser el debate! Porque luego después la oposición acusa a la revolución de generar todos estos males, cuando en realidad son ellos los responsables de todas estas calamidades.

Sanitarios Maracay debe ser nacionalizada bajo Control Obrero. Y que no sea como cooperativa. Todas las acciones deben estar en manos del estado, y que ello signifique garantizar todos los derechos laborales. Los obreros producen la riqueza y deben ejercer el control obrero. Los trabajadores de Inveval han recuperado y puesto a funcionar la empresa, aun con el saboteo de algunos funcionarios del estado. Estos trabajadores representan lo mejor de la clase obrera venezolana, ellos están señalando el camino a seguir. ¡Muerte al capitalismo!

Si estas de acuerdo con las ideas de la Corriente Marxista Revolucionaria, únete a nosotros para luchar juntos por la victoria de la Revolución Socialista.

¡La Revolución no se negocia!
¡Viva la Revolución Socialista!

Categoría: noticias