Venezuela: Nacionalizadas cinco empresas siderometalúrgicas y Cerámicas Carabobo en Guayana"Estas empresas tienen que estar bajo control obrero." "Me siento contento, porque veo, palpo y siento el rugido de la clase obrera. Cuando ruge la clase obrera la burguesía tiembla", Hugo Chávez 

Este jueves 21 de Mayo, en un taller con los trabajadores de las empresas básicas de Guayana, el presidente Chávez hizo el anuncio de la nacionalización de las empresas briqueteras Orinoco Iron, Venezolana de Prerreducidos del Caroní (VENPRECAR), Materiales Siderúrgicos (MATESI), Complejo Siderúrgico de Guayana (COMSIGUA), así como de Tubos de Acero de Venezuela (TAVSA) y Cerámicas Carabobo.

"Estas empresas tienen que estar bajo control obrero." "Me siento contento, porque veo, palpo y siento el rugido de la clase obrera. Cuando ruge la clase obrera la burguesía tiembla", Hugo Chávez 

Venezuela: Nacionalizadas cinco empresas siderometalúrgicas y Cerámicas Carabobo en GuayanaEste jueves 21 de Mayo, en un taller con los trabajadores de las empresas básicas de Guayana, el presidente Chávez hizo el anuncio de la nacionalización de las empresas briqueteras Orinoco Iron, Venezolana de Prerreducidos del Caroní (VENPRECAR), Materiales Siderúrgicos (MATESI), Complejo Siderúrgico de Guayana (COMSIGUA), así como de Tubos de Acero de Venezuela (TAVSA) y Cerámicas Carabobo. Igualmente anunció la homologación de la Convención Colectiva de CVG FERROMINERA y habló de la creación de un complejo industrial siderometalúrgico, señalando que "Estas empresas tienen que estar bajo control obrero; así tiene que ser". "Comience de una vez el proceso de nacionalización para poder crear este complejo industrial", afirmó Chávez, que dijo que esta medida tendría que haber tomado hace tiempo atrás.

El Taller de Transformación Socialista

El taller, denominado "Taller de Transformación Socialista" y realizado en las instalaciones de CVG FERROMINERA, en Puerto Ordaz, estado Bolívar, contó con la presencia de unos 400 trabajadores, 200 del sector aluminio y otros tantos del sector hierro y acero. Por el Gobierno, además del Presidente Hugo Chávez asistieron los ministros Jorge Giordani, Rodolfo Sanz, Rafael Ramírez, Alí Rodríguez Araque, entre otros, así como el Gobernador Francisco Rangel Gómez.

Según informaciones dadas por la agencia noticiosa ABN, durante el desarrollo del taller, se establecieron 40 mesas de trabajo, lideradas por voceros electos por el Frente Socialista de Trabajadores, quienes acordaron ejes de acción. Así mismo, los principales voceros expusieron un compendio de recomendaciones, sugerencias y soluciones que nacen de la lucha por las reivindicación de la clase trabajadora, en lo que se evidenció la profunda conciencia transformadora de esta clase que durante años estuvo oprimida, manifestó la ministra del Poder Popular para el Trabajo, María Cristina Iglesias. Al respecto, el propio presidente Chávez comentó que "Es muy importante lo que aquí está pasando hoy, porque es una demostración de la conciencia, acerca de la necesidad de la unión a través del debate".

En el discurso de cierre de dicho taller, el presidente Chávez hizo importantes anuncios que arrancaron los entusiastas vítores de los presentes, como sucedió cuando anunció la homologación del contrato colectivo de CVG FERROMINERA, así como la reducción de los salarios de la nómina gerencial entre un 10% y 20%. "Bueno, así que felicitaciones, pues, ¡porque este es un éxito de todos! Pero especialmente de ustedes, del Sindicato y de todos los trabajadores", afirmó Chávez.

Así mismo habló de la necesidad de continuar profundizando la formación política de los trabajadores y trabajadoras, que ahora "cada fábrica (sea) una escuela, para formar, como dijo el Che, para producir no sólo briquetas y planchones y acero y aluminio, sino también, sobre todo, el hombre y la mujer nuevos, la sociedad nueva, la sociedad socialista". Igualmente comentó la idea de continuar con las escuelas de formación ideológica, iniciativa que se había dado ya en CVG ALCASA cuando el proceso de cogestión bajo la presidencia de Carlos Lanz: "Me parece muy importante que pronto, pronto, se inaugure la Escuela de los Trabajadores aquí, en Guayana, una Escuela de Formación de los Trabajadores. Que se empiecen a analizar a fondo, distintos temas, sobre el Socialismo y sobre el Mundo. Sobre la política, la cultura, la sociedad, la Economía".

 

Desarrollo productivo, Socialismo y la Clase Obrera

Sobre la necesidad expresada durante las mesas de trabajo en el taller de desarrollar empresas de transformación aguas abajo de las materias primas extraídas en Guayana, el presidente se unió a la exigencia de los trabajadores y trabajadoras diciendo que "El desarrollo tecnológico de Venezuela. La idea era el Polo de Desarrollo Guayana, con un Complejo Integral Industrial Colectivo. Un gran Complejo Industrial de Tecnología de punta. Pero era para desarrollar aguas abajo las Industrias Básicas. (...) ¡Hasta cuando vamos a estar importando cosas que podemos nosotros producir aquí! Como estos Proyectos del Cloruro de Aluminio...De la Planta de Coque, de petróleo calcinado, De la Planta de Coque metalúrgico, de la Planta Metal. Tenemos que hacer eso...Así que pido que se me entreguen los Proyectos, que los trabajadores han estado entregando, han estado presentando. Para bueno, empezar los Proyectos ya. En profundidad. Empezar a buscar los recursos, y no podemos perder ni un día más al respecto."

Chávez resaltó que "¡La única manera en que Venezuela se convierta en una Potencia, es construyendo el Socialismo venezolano! No hay otra manera, es el Socialismo Bolivariano, y ahí ¡la Clase Obrera tiene que jugar papel primordial! ¡Preponderante!" Y en ese sentido, destacando la influencia que las propuestas de los propios trabajadores y trabajadoras habían tenido anunció que "Nutriéndose con la experiencia de los trabajadores, nutriéndonos con los lineamientos que se generen, nutriéndonos con los lineamientos que se generen del seno de la Clase Obrera, hagamos ese Plan de un solo Gran Complejo Industrial Integrado, Colectivo. Ahora, ¡El sector briquetero nacionalícese! ¡No hay nada que discutir! ¡Hace tiempo que andamos en esto y hace tiempo que hemos debido hacerlo! (...) ¡Que comience de una vez el proceso de nacionalización para poder crear este Complejo Industrial!" Estas medidas fueron recibidas con entusiasmo y al coro entusiasmado de "¡Así! ¡Así! ¡Así es que se gobierna!". Las caras de los obreros y dirigentes sindicales eran de sorpresa y de júbilo, algunos de los ministros también parecían sorprendidos.

 

La necesidad de Control Obrero

Así como la necesidad del desarrollo aguas abajo, el presidente también destacó la necesidad de que este nuevo complejo industrial rompa con las viejas estructuras y funcione bajo principios de transparencia y sentido estratégico. En este sentido, Chávez hizo un llamado "a la responsabilidad y a luchar contra las mafias, la corrupción, la mala gerencia, contra las desviaciones y los vicios de la cuarta República", porque "son una amenaza contra la revolución socialista".

Con el entusiasmo de los trabajadores y trabajadoras presentes, el presidente hizo un anuncio fundamental: la necesidad de Control Obrero en estas empresas y en general en el sector industrial. Dijo Chávez que "El Plan, es un Plan Integral. Y nosotros queremos que lo hagan ustedes ¡claro! (...) Esas empresas tenemos que levantarlas todas: la productividad, la eficacia, la transparencia. ¡Así como ustedes dicen y tienen razón cuando lo dicen! No puede ser que Uds. estén trabajando en una empresa, y no tengan claridad de cómo marcha la empresa. ¿Cuáles son los Planes? ¿Cuál es la administración? ¿En qué se van a gastar los recursos? ¿A quién se le compra la materia prima y a cómo se le paga? ¿A quién se le vende el producto y cómo se le vende? Todo eso... Todo el proceso productivo...Y la comercialización... ¡debe estar bajo control obrero! ¡Yo estoy de acuerdo! ¡Y así tiene que ser!"

Contrario a los gritos desesperados de la burguesía y sus apologistas, de reformistas y burócratas en contra de la gestión de los trabajadores, el presidente resaltó la superioridad del Control Obrero sobre la gestión burocrática de las empresas. "Yo estoy seguro, que mientras más responsabilidad ustedes reciban, más eficientes serán", dijo Chávez. Y así como en la gestión y recuperación de las empresas básicas y del nuevo complejo industrial es imprescindible la participación conciente de los trabajadores, Chávez resaltó la necesidad de que participemos en toda la planificación y aspectos de esta transición hacia el Socialismo. "Yo quiero que nosotros discutamos y diseñemos un sistema. Así como en lo político estamos hablando de la transición, igual tiene que ser aquí. Tenemos que planificar la transición. El camino ¡Hasta los detalles!", dijo.

En lo concreto, la propuesta elaborada por Chávez en el taller incluyó la participación de los y las trabajadoras en la elección de los cargos de dirección en las empresas. "Yo estoy dispuesto, a que nosotros, en conjunto, pero con el protagonismo de ustedes, escojamos, elijamos la Gerencia de las Empresas", declaró. Momentos antes, en el transcurso de este discurso de clausura del presidente, los y las trabajadoras presentes habían denunciado que en las empresas básicas, así como en la recientemente nacionalizada SIDOR aún se encuentran en sus puestos de dirección muchos gerentes contrarrevolucionarios que sabotean todos los aspectos de dichas empresas y que están trabajando arduamente en el fracaso de las experiencias de nacionalización y de cogestión, como ya lo hicieron en CVG ALCASA, particularmente luego de la salida de Carlos Lanz, o cómo lo hicieron en INVEPAL o cómo están actualmenteintentando sabotear la gran experiencia de los camaradas de INVEVAL.

 

Además, el presidente Chávez llamó a los trabajadores a integrar milicias obreras: "En cada empresa tiene que haber un batallón obrero... Con los fusiles ahí...al lado...por si acaso alguien se equivoca con nosotros."  

 

Sustentabilidad y rentabilidad de las empresas socialistas 

En su discurso habló sobre la sustentabilidad de las empresas básicas y resaltó el hecho que los propios trabajadores y trabajadoras, en las mesas de trabajo, hicieron mención al hecho que, sin un desarrollo completo industrial parea procesar la materia prima y convertirla en productos terminados, ni las empresas del Hierro, Aluminio, Petroquímica, etc. "Hace varios años me dí cuenta, sencillamente, ninguna empresa básica, sea de Hierro, y Acero, de Bauxita y Aluminio o de Petroquímica. Ninguna de ellas puede ser, ni podrá ser sustentable en el mediano o largo plazo si no se conforma cada una de ellas, y el conjunto, por tanto, en el centro de una Red de empresas, de propiedad social aguas arriba y aguas abajo. No será sustentable ninguna de ellas Y menos aún en el modelo socialista." Enfatizó Chávez.

Éste es un tema que tiene vieja data en los debates contra los sectores burocráticos y reformistas, que una y otra vez han utilizado la necesidad de la "sustentabilidad" y de la "rentabilidad" para atacar las experiencias de gestión obrera, principalmente en Guayana. Cuando el caso de la importante experiencia de la llamada "Cogestión Obrera" en CVG ALCASA siempre se trataba de comparar con la productividad de CVG VENALUM, por ser también una empresa reductora de aluminio. Pero por un lado se ocultaba el hecho del atraso tecnológico y la desinversión que ha sufrido ALCASA por más de 20 años, además del problema propio de depender de un mercado fluctuante como lo es el de las materias primas.

Recordemos, por ejemplo, que la empresa COMSIGUA tiene entre sus accionistas a las japonesas Kobe Steel, Mitsui y Sojitz, y buena parte de la producción de hierro es vendida a Asia, Europa y Estados Unidos. Por su parte, TAVSA, filial del grupo argentino Tenaris, el mayor fabricante mundial de tubos de acero sin costura para la industria petrolera, produce unas 80.000 toneladas de tubos. En el caso de Orinoco Iron y VENPRECAR, se trata de filiales de la International Briquettes Holding (IBH), unidad de briquetas de la siderúrgica SIVENSA, donde tiene intereses la multinacional belga Bekaert Corporation. Entre ambas firmas producen en torno a 3 millones de toneladas anuales de briquetas de hierro prerreducido, utilizadas como un sustituto de la chatarra de alta calidad en el proceso de producción del acero. IBH arrojó unas pérdidas netas de 20 millones de dólares en su primer trimestre fiscal, que finalizó en diciembre del 2008, frente a una ganancia de 12 millones de dólares registrada en el mismo lapso del año previo. También vale destacar que en IBH tiene presencia accionaria la propia CVG FERROMINERA. 

Chávez insistió en que lo de la rentabilidad de las empresas no puede ser entendido en términos capitalistas, que la productividad de una empresa bajo el Socialismo es mucho más que simplemente ingresos cuantiosos, excelentes dividendos financieros, etc. "En el capitalismo ellos tienen sus métodos para que las empresas sean rentables. Por eso yo le pongo comillas a eso de rentable. Botan a miles de trabajadores, los explotan, les niegan las prestaciones, los derechos laborales, tercerizan a los trabajadores... De distintas maneras logran que, como aquí ocurriera y ocurrió todos estos años, que los Gobiernos, subordinados al estado burgués y a la burguesía y al Imperialismo, le subsidien la energía, le vendan muy barato el Hierro, la materia prima, y luego, van a vender muy caro, con la máxima plusvalía posible, los productos y los subproductos. Ah, bueno, de esa manera ¡cualquier empresa es rentable!", insistió Chávez.

 

Guayana a la vanguardia de la construcción del Socialismo

Igualmente Chávez resaltó el papel protagónico de la región Guayana en la construcción del socialismo, al contar con los batallones pesados de la clase obrera industrial, los trabajadores siderometalúrgicos. "Yo estoy seguro que Guayana, así como es el Macizo Guayanés, Guayana se va a convertir en la Maciza Plataforma del Socialismo, de la construcción del Socialismo. Con la clase Obrera como vanguardia. Con la clase obrera como protagonista. Y Guayana, va a ser, así lo veo yo, una Escuela Socialista", enfatizó Chávez.

Para finalizar, Chávez resaltó el papel de vanguardia que está jugando la Revolución Bolivariana a nivel mundial y en primera fila, la clase obrera venezolana "¡Los trabajadores de Venezuela le van a dar una clase al Mundo de cómo la Clase Obrera ha resucitado en este Planeta! ¡Ha resucitado la Clase Obrera para hacer una Revolución! ¡Ustedes van a dar ejemplo de grandeza! Lo sé, me lo dice el corazón, me lo dicen todos los sentidos, me lo dice la pasión que tienen ustedes. Bajo los lineamientos: Aquí los que mandan y van a mandar son ustedes. ¡Ustedes son los que van a mandar! (...) Ustedes están llamados a la grandeza, y a construir, la Patria Socialista. ¡Que viva la Clase Obrera! ¡Que viva Guayana libre! ¡Que vivan los trabajadores! ¡Que viva la Patria Socialista! ¡Patria, Socialismo o Muerte! ¡Venceremos!"

 

De la palabra a los hechos está en manos de la clase trabajadora

Como muy bien señaló el propio presidente en este discurso, la construcción y la planificación de este proceso de transición requiere de la participación consciente de la clase trabajadora. El discurso que escuchamos ha sido un paso al frente, pero que debe ser completado por acciones concretas por parte de los y las trabajadoras. Hemos visto cómo una y otra vez el presidente ha dado líneas y órdenes directas a sus ministros y éstos las han engavetado y hecho caso omiso de las mismas. El paso del dicho al hecho está en primer lugar en el proletariado industrial de Guayana, en sus batallones pesados, como lo son los obreros siderometalúrgicos, pero también en el conjunto de la clase obrera venezolana.

Los trabajadores y las trabajadoras debemos dar un paso al frente y tomar acciones concretas, en la elección y revocación de los Gerentes y cargos de dirección en las empresas básicas. Debemos elegir comités de delegados elegibles y revocables para el control administrativo y contable de las empresas, tomar el control de sus libros contables y, evitar que se siga despilfarrando la plusvalía que nosotros los y las trabajadoras producimos en los gastos vacuos de la burocracia. La experiencia de las mesas de trabajo que adelantaron los compañeros de ALCASA es en estos momentos valiosísima. Impulsar las ternas gerenciales en cada división y departamento de la industria, controlar todos los aspectos del proceso productivo así como del proceso de comercialización y entrar con pie firme en las tareas del control obrero.

La integración de todo el proceso productivo del sector del hierro y del aluminio bajo control de los trabajadores tiene que ser sólo el primer paso para la planificación democrática de la economía en su conjunto. Hay que extender las nacionalizaciones en primer lugar a todas aquellas empresas en lucha y ocupadas, como el caso de Vivex, Franelas Gotcha, INAF, Transportes MDS, etc. ¿Por qué nacionalizar Cerámicas Carabobo y no estas otras empresas? A ello le debe seguir la nacionalización de la banca para poder poner sus enormes recursos, en su mayoría generados por el propio estado, al servicio del desarrollo racional de la economía venezolana en beneficio de la mayoría de la población. Así mismo se deberían nacionalizar los principales grupos económicos nacionales y multinacionales que operan en el país, precisamente para poder planificar de manera democrática y bajo control de los trabajadoreas la economía.

El Presidente Chávez lo dijo claramente: "Yo me la juego con Uds". La clase obrera debe responder de manera firme. No sólo en Guayana sino en todo el país. Si los dirigentes sindicales que tenemos no están dispuestos, hay que tomar la iniciativa desde la base y reemplazarlos por otros que respondan directamente al sentir de la clase obrera.

 

 

Agradecimiento